Spring Flowers

Spring Flowers

Translate

miércoles, 12 de enero de 2011

KIÑU

Hace tiempo que quiero enseñaros a Kiñu, es nuestro perrito, el 5º en la familia. Nos lo regalaron hace ya 6 años, cuando todavía ni pensábamos en que algún día tendríamos niños. No sé cómo describir lo que es Kiñu para mi, porque es difícil describir el amor hacia un animal sin parecer un loca.
La primera vez que lo vi parecía una bolita blanca de pelo, y de esa bolita asomaba una naricita que parecía una mini perla. Lo miré y lo primero que hizo fue guiñarme, es por eso que le pusimos Kiñu, significa guiño en euskera.
Desde ese momento se convirtió en el rey de la casa, era el centro de nuestros mimos, caricias y atenciones.
Tres años después su vida cambió cuando apareció Erik, un enano llorón que lo dejó un poco de lado. Yo tenía miedo de su reacción, de que se pusiera pesado, pero para nada. Desde el principio aceptó que estaba en un segundo plano y así ha seguido hasta ahora. Kiñu es incapaz de gruñir a los niños, la verdad es que es incapaz de gruñir a nada ni a nadie, es pacífico por naturaleza. De hecho, hay dueños de otros perros que me suelen decir que con Kiñu es con el único perro con el que el suyo se lleva bien, es como si irradiara paz y todos quisieran ser amigos suyos.
Con los niños se lleva bien, ellos le echan la pelota y él se la trae, y cuando están sentados en el sofá se sienta al lado como si quisiera protegerlos. Es un sol, gracioso y dicharachero en la calle y tranquilo y pacífico en casa.

Kiñu es como otro más en la familia y aunque reconozco que un perro da mucho trabajo, sobre todo cuando tienes 2 niños en casa, una vez que ya es tuyo solo te queda quererlo y disfrutar de él. Llegas a casa y te recibe como si te hubieras ido hace un año, lo llamas en cualquier momento y viene moviendo la cola feliz y cuando tienes frío se tumba a tu lado en el sofá y ya no necesitas manta.

Antes de tenerlo no sabía que se podía querer tanto a un perro, pero es verdadero amor lo que se siente, amor y ternura, que es lo que ellos dan sin pedir nada a cambio.

4 comentarios:

maritza dijo...

Itsaso, adorable está Kiñu,sé muy bien cómo es de tierna esta raza porque en la casa tenemos dos perros y uno es igualito al tuyo. Son super cariñoso y alegres, nos alegran la vida sin pedir mucho a cambio. El nuestro ya está mayor y más sosegado, pero es la alegría de la familia. Un besote

Jota dijo...

Itsaso, yo te comprendo, por que no se que haría sin mi Baladomero. lo quiero tanto como a un bebé, yo le digo que es "mi niño con pelos". Además es que cuando nació, su camada era toda de gatos blancos, y el era pequeño, esmirriadillo y encima tortuga,y la madre apenas le daba de comer, a si que me lo traje y lo crié con biberón. Apenas maulla como los otros gatos, se deja hacer casi de todo jjj, lo bañamos, lo cepillamos, lo sacamos de paseo con un arnés especial para gatos. Vamos que es el niño mimado de la casa. A si que te comprendo Perfectamente amiga mía. Un beso y un abrazo fuerte. Agur.

Leti dijo...

A mi me encantan los animales... pero los perros son mi pasión... me gustan mucho, si tuviera una casa en el campo con un gran jardin, tendría unos cuantos¡¡¡

Así que te entiendo perfectamente¡¡¡
Un besin

PD. Es precioso¡¡¡

Hannah dijo...

Hola Itsaso. Sé perfectamente de qué hablas, con mi Trasto tengo los mismos sentimientos. Te adoran como si fueses un dios y adoran cada paso que damos. Nosotros no podemos darle ni la mitad de lo que ellos nos dan.